lunes, 28 de septiembre de 2009

28-09

Para empezar tengo que felicitar el día a mi sobrino Brais , tres años que cumple el bicho, parece que hace siglos que fué, y quien hubiera dicho que aquel ratón feo y arrugado arrasaría con los corazones de todos los incautos que se dejan embaucar por su encantadora sonrisa y sus ojos luminosos , bueno menos a mi, porque el chaval me desquicia tanto que sus sonrisas no funcionan conmigo, pero aún así nadie le niega que llame la atención por lo guapetón que es, aunque para mi los son los dos, él y su hermano Adrián.
Creo que hasta que la culpa de que tenga un día chungo es de él, porque es muy raro que después de pasarme casi 8 meses sin un ataque de alergia me de el día de su cumpleaños... umm ... sospechoso.
Pues si , un día horroroso, me siento como un trapo viejo, esa es la sensación que dan las alergias, ojos lloroso e hinchados, insoportable dolor de cabeza, colecciones de klinex por todas partes y una mala hostia que ni os cuento. Para mejorar la cosa hoy me subo en el bus y voy a parar con el único conductor cachondo que debe haber en la ciudad, y claro yo con mis pintas de muñeca diábolica infectada de gripe , esto es mala suerte me digan lo que me digan.
Por otra parte estoy con un libro del que me esperaba maravillas y lo úncio que espero ahora es que alguien le meta una paliza al protagonista.

2 comentarios:

Bea dijo...

Ana, muchas felicidades a tu sobrino,, el noviete de mi Zule.. seguro que harían una buena pareja.

Las alergías creo que estamos todos igual, con ojos rojos, moquerío y mal cuerpo.. vamos como para sacarnos una foto.

Por ultimo espero que no le quieras dar una paliza al novio de mi "Castora".. ehh que un hombre que luce tan bien esos calzoncillos no merece tener una huella en su fisico.

Besos.

anus dijo...

jajaja Para empezar al novio de castora me lo como con patatas, pero se pasa de chulito queriendo ñcuirse en plan loreal "porque yo lo valgo"!!.

El noviete de tu Zule es un demonio con cara de angel, hay que tener mucho cuidadín con él jejej