sábado, 12 de diciembre de 2009

OCEANOS DE FUEGO

ARGUMENTO:


Continúa la saga de las hermanas Drake. Abigail Drake tiene un lazo muy profundo con el agua y especialmente con los delfines. Durante un viaje a Rusia conoció a Aleksandr Volstov, agente de la Interpol que acabó rompiéndole el corazón. Aleksandr se encuentra ahora en Sea Haven, siguiendo la pista de unos ladrones de arte. Antes de que la novela acabe, a alguien le habrán robado el corazón, y es muy posible que sea a las lectoras.

OPINIÓN PERSONAL:

El tercer libro de las hermanas Drake nos relata la historia de Libby, una bruja que al pronunciar la palabra "verdad" hace que todo el mundo haga precisamente eso, decir la verdad, quieran o no quieran. Para ella es como una maldición y hace que muchos le tengan ciertos reparos.

Todo empieza cuando presencia un asesinato y el hombre que le rompió el corazón hace años aparece de nuevo en su vida, en parte porque tiene algo que ver con los tipos del asesinato y parte porque quiere recuperarla.

Libby se siente traicionada por lo que pasó hace años ý medio traumatizada por los acontecimientos que provocaran su ruptura. Aleksandr por su parte no está dispuesto a perderla otra vez y hará lo que sea por recuperarla.


Visto así, el argumento parece interesante y dan ganas de leerla, pero la realidad es muy diferente. La señora Feeham vuelve a engancharnos con un buen argumento que resulta ser un relato soporífero y aburrido. Quiere crear tan buen royo entre las hermanas y la relación entre estas que muchas veces las conversaciones se vuelven multitemas y sus actitudes y conversaciones llegan a parecer infantiles. La resistencia de ella ante Aleksandr dura más bien poco cuando está con él, pero siempre que se vuelve a encontrar volvemos a pasar por el mismo procesamiento ... En total, otro libro de las Drake a la que le sobran páginas.

Mi puntuación: 5

2 comentarios:

Dácil dijo...

Muy buena!! Y menos mal que coincides conmigo, el libro es un coñazo en toda la extensión de la palabra!!!!!

Ana dijo...

jaja Pues si, es una pena con lo buenas historias que podía haber sacado de ahí la Feeham, espero que el de Hanna sea mejor.