jueves, 24 de junio de 2010

UN GRANUJA EN MI CAMA


ARGUMENTO:


Cuando Madeline Prescott aceptó un empleo como profesora en la academia para jóvenes señoritas, lo hizo para ayudar a recobrar el buen nombre de su padre. En cambio, corre el peligro de arruinar el suyo propio. El diabólicamente apuesto Anthony Dalton, vizconde Norcourt, ha aceptado dar «clases sobre libertinos» a las alumnas de la señorita Harris a fin de que aprendan a eludir a caballeros sin escrúpulos, y Madeline debe supervisar las clases. Siempre creía que la atracción es una cuestión científica, fácilmente clasificable y controlable, hasta que se ve arrastrada a un apasionado deseo que arde ferozmente entre Anthomy y ella. Nada podía ser más ilógico que arriesgarlo todo en pos de una aventura con un libertino, aunque sea por uno que intente comportarse como es debido. Sin embargo, nada podría ser más tentador...


OPINIÓN PERSONAL:


Sabrina Jeffries nos relata otra historia perteneciente a la escuela de señoritas de la señora Harris, en este caso le toca a Madeline, una profesora peculiar que esconde mucho más de lo que parece.

Madeline está desesperada por la acusación que pesa sobre su padre, un médico rural, sobre el asesinato de una paciente suya. Tras el escándalo su padre se hunde en una fuerte depresión y ella tiene que buscar un empleo lejos de su pueblo para subsistir y de paso intentar limpiar el nombre de su padre. Y la oportunidad aparece en forma del vizconde Norcourt, un consabido granuja y libertino, que también es el sobrino del culpable de la situación actual de su padre.

Anthony necesita desesperadamente que la señora Harris admita a su sobrina en la escuela para así poder ganarse la custodia de esta y arrebatarla de  las horribles manos de sus tíos, que ya hicieron de su infancia un infierno. La señora Harris se niega en un principio, ya que opina como todo el mundo, que hombre de su calaña no debería tener a una niña bajo su cuidado, sin embargo encuentra apoyo repentinamente en Madeline que propone un trato en el que los deben ayudarse mutuamente para conseguir lo que quieren.

Así empieza esta aventura, Madeline intenta por todos los medios conseguir lo que quiere sin rebelar a Anthony quien es y sus situación, mientras que este quiere mantener una apariencia de respetabilidad por el bien de la niña, mientras intenta seducir a la fascinante maestra que no deja de ocultarle cosas.

Últimamente los libros de la Jeffries me parecían poco más que libro soporíferos y aburridos con poca substancia, y este aunque no deja de ser una historia normal y sencilla, se desmarca un poco de los otros, ya que me ha entretenido y enganchado desde el principio sin aburrirme.

Vemos como evoluciona la relación de los protagonistas, Madeline sin dejar de ser una persona fuerte y con ideas claras que sólo intenta salvar a su padre e intenta evitar la atracción que siente por este libertino. Y Anthony, un hombre con secuelas de los tormentos infantiles que se ha hecho una idea de si mismo poco realista y que va descubriéndose al tiempo que va conociendo y amando a Madeline.

Como decía, una historia entretenida y sencilla que me ha gustado y me dan esperanzas con futuros libros de esta mujer.

Mi puntuación: 7´5

8 comentarios:

Pasajes románticos dijo...

Pues sip, de acuerdo contigo, aunque a mi siempre me ha encantado Jeffries.
PEro esta obra es eso, sencilla, entretenida y bonita :)

un beso!!

Dácil

Ana dijo...

Hola Dá, si no es un libro que te deje huella, pero ha gustado bastante.
Un besito

CANDY dijo...

Hola chicas, yo estoy con esta historia, por ahora me gusta, pero ya os dare mi opinión mas adelante.
un besote.

Ana dijo...

Hola Candy, espero que te guste, si te gustan los demás de esta mujer, seguro que si.
un beso

Maria dijo...

hola Ana!!!

Hace mucho q no pasaba por aqui...de este libro,no lo he leido,y aunque lo tiene Candy,no creo q lo lea....es la tipica regencia y por ahora no estoy pa' ese genero¿sera q lei mucho de ello?

Un bs

Ana dijo...

Será que todos sus libros son bastante sencillos y nada fuera de lo normal María jaja,a mi ya hace mucho que no me va esta autora, por eso me sorprendió un poco que este me enganchara.
Un beso

Pasajes románticos dijo...

Yo no sé por que le tengo esa manía incondicional a la Jeffries... Tendré que probarme el que Dácil siempre me recomienda.. de la serie de los príncipes.

Un beso

Bea

Ana dijo...

Bea, a mis los dos primeros de la trilogía de los bastardos, me encantan, son sin duda sus mejores libros, tienes que probar a ver ...
Un beso