martes, 5 de octubre de 2010

MALA PATA



Por si alguien se pregunta si me he ido de vacaciones o me he tomado una semana sabática, la respuesta es no, sólo estoy con otra de mis rachas mañas de lectura, pero era de prever que después de una maravillosa sucesión de buenos libros, me sobreviniera otra época mala.
Todo empezó por haberme empezado uno de los libros más tontos que me leí desde hace tiempo, mejor dicho dos. Los susodichos son, Éxodo y El Tío de la Tumba de al Lado.

ÉXODO:  El libro desde luego tenía muy buena pinta, con esa portada tan tétrica y lo que parecía un argumento original… El dicho de que las apariencias engañan viene muy bien ahora mismo.
El comienzo ya es raro, pero raro, cuesta bastante seguir el hilo de la trama porque no te enteras de nada, por supuesto sigues leyendo y poco a poco vas captando de que va la historia, piensas que a partir de ahí la cosa irá a mejor y se animará, pero no, a parte de que a veces da la sensación de que ya han pasado días y semana en la historia, para luego darte cuenta de que no ha pasado más que un día, pero la forma de estar redactado, induce a ese error. Y luego, pues que me parece una medio copia de los ya muy cansinos, al menos para mi, vampiros de Crepúsculo, en versión “espíritus” que viven con humanos…
Una lectura que me dejó con mal sabor de boca porque me aburrió sobremanera , a parte de la decepción que me llevé, porque me esperaba otra cosa.

Y entonces como una tonta se me ocurre coger para leer un libro que “prometía” ser divertido.

EL TÍO DE LA TUMBA DE AL LADO: Un libro de 180 páginas que el que lo compre nuevo me imagino se verá con la sensación de que le han estafado 13€ de su vida.
Se supone que con esas 180 páginas el libro se debe leer en seguida, pero lo cierto, es que se te hace eterno, el libro no es de amor y mucho menos tiene humor.
El tío de la Tumba de al lado, es un granjero que visita a menudo las tumbas de  sus padres, y la protagonista visita a menudo la tumba de su marido, ¿Por qué lo amaba tanto que no lo puede olvidad?, nada que ver, sólo iba porque así se pensaba que compensaba el que en realidad no sintiese su muerte sino fuera porque habían estado pensando en tener hijos.
Ellos se conocen así, el libro apenas tiene diálogo, ellos no se hablan en bastantes hojas hasta que de pronto tal cual Cupido les lanzara una flecha, terminan juntos. Pero “ojo” así no es como termina el libro, nada que ver, a partir de aquí no cuento más, lo haría para que ningún pobre incauto se gaste el dinero en ese libro, pero no quiero que nadie me acuse de que he destrozado la historia.
Si alguien valora mi opinión, alejaos de ese libro, llegué a la conclusión de que como la autora es Sueca o de alguno de esos lares, yo no he sabido captar el “humor” de esa gente.

Pues bueno, después de leer semejantes historias quedé tan tocada que pensé que coger un libro de una autora estupenda sería la medicina estupenda, pero no ha sido el caso. Porque me puse a leer Los Dulces Años de Lavyrle Spencer, y me pasé cuatro días con él sin apenas avanzar, una historia que en principio debería haberme encantado, no conseguía mantenerme concentrada en la lectura, y estoy convencida que ha sido por efecto rebote de los otros dos, que me dejaron tocada.
Por lo que llevo ya unos cuantos días sin leer nada, porque no sé cual de todos los libros que tengo pendientes (y son mucho, demasiados, ahí radica el problema) coger, no me decido por ninguno en particular y tengo miedo de que no me gusten por estar en una de mis etapas “no encuentro nada que me guste”.

Y después de todo este royo en el que he intentado explicar mi parón bloggero, me voy a seguir sorteando en plan “niña pequeña en patio de recreo, pito, pito …”, entre unos cuantos libros, cual me leo.
Besos a todos.

15 comentarios:

Pasajes románticos dijo...

Desde luego has tenido una muy mala racha.
Quizás sea mejor que fueras sobre seguro, a por una autora que sepas que te va a gustar si o si, es decir SEP xDD ya se lo que me vas a decir pero la novela es preciosa!!! xD

Un beso
Dácil

Ana dijo...

Dácil ahora mismo me empiezo a la SEP y la destrozo, y a mi me da algo jajja
Un beso

Princesa Amidala dijo...

Jajaja, ay mi niña, perdona que me ría pero es que la entrada te ha quedado muy simpática.
Es muy difícil aconsejar en estos casos, sólo te diré que esto nos ha pasado a todos en un momento u otro y que seguro que la mala racha se te quita de buenas a primeras.
A veces es bueno descansar unos días, dedicarse a otras cosillas o incluso como dice Dacil, ir sobre seguro y releer algo que sepas que te gusta y no te va a defraudar. Si te consuela a mí Los Dulces años aunque me gustó, también se me hizo densa, no sé, a lo mejor también lo pille en mal momento.
Sea como sea, muchos ánimos y pa' lante que son dos días.
Besitos mil.

mucho_que_contar dijo...

Mi querida Ana, alguna vez tenía que pasar que el entrar aquí no supusiera una nueva compra ^_^. Y mil gracias por avisar, pero de cualquier modo, ni los conocía.

Me atreveré a tener la osadía de recomendarte algo que creo que te va a encantar. "El misterio del solitario" de Jostein Gaarder. Estoy seguro que ese libro te cautivará, aunque puede que lo hayas leído y esté ahora haciendo el "ridículo" Buena suerte en tus próximas lecturas. Un besito

Dama Blanca dijo...

Normal que estes así!!! Si a mi también me entró depresión con lo malo que era el tío este de la tumba; me lo terminé a fuerza de voluntad y de dolerme el dinero gastado en él.
Tendrás que dejar pasar unos días sin lectura y de reposo, y al final las ganas de leer siempre vuelven; no se puede evitar, solo ten paciencia (ya se que no es lo tuyo... jaja).
Besitos!

-----------------------------------
http://salon-de-dama.blogspot.com/
-----------------------------------

Ana dijo...

Hola Princesa, mi problema es que yo me desespero sino leo, desde que aprendí a leer siempre he tenido un libro conmigo jaja, pero aunque sé que Dácil y tu tenéis razón , me entra la ansiedad sólo de pensar en releer con la de libros que tengo pendientes... al final no hago ni una cosa ni la otra.
Un beso guapa

Ana dijo...

Mucho que contar, no tenía ni idea de ese libro, me lo apunto, así te compenso por todos los que te has apuntado a mi costa jaja
Y siempre son bienvenidas tus recomendaciones,muchas gracias y un beso.

Ana dijo...

Dama Blanca, paciencia ¿qué es eso? jaja Ya me conoces, yo carezco de eso, pero voy a tener que aprender porque sino...
un beso niña

Pasajes románticos dijo...

Ana.. la verdad es que Éxodo a mí no me llama para nada.. pero con el de debajo me hubiese pasado como a tí, lo hubiese comprado por divertido, y me hubiesen estafado.
Lavryrle Spencer, tiene sus cosas, yo odie cada mínuto de "Dos veces amada", y por el contrario me chiflo "Promesas".. creo que la autora tiene muchos altibajos.
En fin.. como te dijo Dá, relee algo, o busca a una de tus autoras favoritas.., noo creo que exista mejor terapia para el mal que te afecta.

Un beso

Bea

Ana dijo...

Hola Bea, pues el libro del de la TUMBA... huye de él, la gracia no sé donde la tendrá...
Con la Spencer,yo creo que lo cogí en mal momento, porque la historia creo que es bastante bonita, además yo adoro maravilla de esa mujer, pero sin embargo detesto Juegos de Azar que es un libro que le encanta a todo el mundo...
Un beso

Inma dijo...

Le tengo muchas ganas a Éxodo *.*
Te sigo ^^

Ana dijo...

Gracias Inma, espero que Éxodo te guste más que a mi
Un beso

Ely Cervantes dijo...

ue mala lecheee!! >.<
Siempre pasa, los libros no son lo que crees o esperabas -.-

Se siente horrible!
Pero bueno, ánimo que quedan muchísimos autores por descubrir y leer :):)

besos

Ana dijo...

Hola Ely, pues si, ha sido una decepción, pero si nunca pruebas con autoras nuevas corres el riesgo de perderte buenas historias, esta vez no tuve suerte, pero no siempre se puede tener
Un beso

Angy dijo...

Tienes regalos en mi blog,espero q te gustan..besos

http://checktheseblueskiesout.blogspot.com/2010/10/regalitos-para-el-fin-de-semana-para.html