domingo, 28 de agosto de 2011

LA ÚLTIMA CANCIÓN DE NICHOLAS SPARKS


ARGUMENTO:


Cuando su madre la obliga a pasar las vacaciones con su padre en un pueblo de Carolina del Norte, Ronnie Miller una adolescente de 17 años, no puede imaginarse una tortura peor. Hace tres años que sus padres se separaron, pero ella nunca lo superó.
Su padre, concertista y profesor de piano, vive alejado de todo en una casita cerca de la playa, donde Ronnie y su hermano pequeño irán a pasar las vacaciones. En este entorno idílico, Ronnie descubrirá la importancia de los diferentes tipos de amor que pueden poblar la vida de una persona: el que existe entre padres e hijos, el amor por la música y el más importante para ella, el primer amor por un chico.


OPINIÓN PERSONAL:


Ya son cinco los libros que me he leído en menos de seis meses de Nicholas Sparks, después de pasarme años negándome en redondo a leerlo me digo en que que estaría pensando por ser tan cabezona y no haberle dado una oportunidad antes , porque de los cinco libros no me ha decepcionado ninguno, y este, que es otro de los que me resistía a leer, se ha convertido en uno de mis favoritos.

La historia está contada desde varios puntos de vista, Ronnie, Steve , Will, y no sé aún muy bien porqué, desde la de Marcus.

Ronnie y su hermano de diez años, Jonah, se ven obligados a pasar el verano con su padre en un pueblo costero de Carolina del Norte, hace tres años que no habla con su padre y detesta profundamente tener que verlo y pasarse todos esos meses a su lado.

Steve era un profesor de piano en una de las más prestigiosas escuelas de música de New York, y Ronnie seguía sus pasos tocando el piano desde muy niña con un sorprendente talento, pero todo empieza a cambiar cuando Steve decide dejar la escuela y ponerse a dar conciertos, para más tarde terminar divorciado y viviendo en su pueblo natal. Cuando sus padres se divorcian Ronnie deja de tocar el piano, su actitud cambia y empieza a frecuentar malas compañías y a meterse en problemas.

El verano se presenta como una pesadilla para Ronnie, las primeras amistades que hace son peor compañía que las de New York y su padre no deja de tocar el piano una y otra vez. Su comportamiento hacia él es bastante cruel e insultante, sin embargo Steve no replica y se atiene a lo que ella quiere.

Todo empieza a cambiar cuando Ronnie conoce a Will, chico rico, deportista, encantador, amable, trabajador... Pero que como todo el mundo también tiene sus fantasmas, pero la relación de Will con Ronnie será uno de los factores para que la actitud de la chica vaya cambiando.

A lo largo del libro vemos como su actitud egoísta en apariencia y sus malos modos van cambiando, como empieza a acercarse a su padre, como se desarrolla su relación con Will...

La historia de estos dos jóvenes es muy bonita, me encantan los dos, sus personalidades, la lealtad de Will pese a los problemas que le acarrea o el cambio en Ronnie. Pero si bien su historia es bonita, para mi lo mejor del libro, lo más importante y la que se lleva la palma es el personaje de Steve y el pequeño Jonah.

Jonah es un niño encantador, sus conversaciones y razonamientos a veces demasiado adultas mezcladas con las típicas cosas de los niños de su edad, hace que sus apariciones siempre sean motivo de risa o de que te haga sacar una sonrisa. Me encanta la relación que tiene con su padre y las escenas más tristes, entrañables y conmovedoras las protagoniza él.

En cuanto a Steve es la parte triste e injusta de esta maravillosa historia, es un hombre que ha cometido sus errores, pero que en esencia es una persona amable, cariñosa y extremadamente considerado dejando que su hija piense mal de él cuando la historia es bastante distinta de lo que parece. Es un padre amable, calmado y preocupado, lo único que quiere es pasar ese verano con sus hijos, disfrutar de ellos.

En fin, no cuento más porque no quiero destrozar el libro, es una historia como ya dije, preciosa, triste y bonita, conmovedora, de las que disfrutas desde la primera página hasta la última, con escenas llorosas y risueñas y contada desde varias perspectivas haciendo que te metas dentro de los personajes y viendo como se sienten, y en esencia es una historia de amor tanto romántica como familiar.

Mi puntuación: 9´5

8 comentarios:

Maribel dijo...

Me encantó cuando lo leí, toca tantos temas que cada uno puede sentirse identificado con un personaje, ya sea el publico más joven con la historia de Ronnie o los adultos con la del padre, la relación de Ronnie con el. No sé cómo se las arregla esta autor pero sus historias están siempre llenas de emociones que calan muy hondo.

Besos...

Ana dijo...

Hola Maribel"
Estoy de acuerdo contigo, es un libro para todos los gustos y todos los públicos, me ha emocionado como pocos libros lo hacen aunque tiene esa parte tan dura al final terminas con una pequeña sonrisa. es un libro precioso.
Gracias por tu comentario guapa
Un beso

Juanjo dijo...

Me alegra verte de nuevo y trayendo un libro que te ha calado hondo y llenado mucho.

Como sabes, que no tengo solución alguna, ahí está "Cuando te encuentre" que aún no he abierto, pero que lo tengo en la estantería pequeña de la habitación, para cogerlo de un momento a otro... si es que llega ese momento. Y este es otro que hay que tener en cuenta.

A medida que leía tu reseña me iba dando cuenta de la habilidad de Sparks para mezclar elementos dentro de una misma historia. Partiendo de unos "simples días" de vacaciones con un padre en un lugar lejos del rutinario, se aprecia un infinidad de matices y de conductas. Así al rechazo Ronnie por su padre, su negativa a tocar el piano, lo que puede provocar una serie de amistades conflictivas o el comportamiento inocente (aunque maudro) del hermano, vemos que se unen conceptos como los prejuicios, que tanto daño pueden hacer, y el poder de cambio que ofrece el corazón cuando empieza a latir.

Me ha llamado la atención el personaje de Will, puesto que lo más fácil es pensar que, aunque sus fantasmas tiene, como todo el mundo, el hecho de tener una situación económica amplia, puede ser un factor a tener en cuenta para determinar si sus problemas están justificados o no y hasta qué punto, el dinero es capaz de comprar la felicidad, porque darla, está claro que no.

Sigo con lo mío preciosa. Va bien. Pero no me he podido resisitir a leer este aporte a tus historias de ensueño. Gracias, una vez más, por seguir descubriendo historias.

Un besito grande, hadita de luna del norte. Que pases un maravilloso domingo y una semana a puertas de comenzar llena de vientos propicios para ti.

Arsénico dijo...

Aiss, qué reseña más bonica, *___*. ¿Qué te voy a decir? Ya sabes que adoro a Sparks y este libro es una maravilla, pese a que al principio tenía mucho miedo de acercarme a él. Estoy totalmente de acuerdo contigo, Steve y Jonah son los mejores personaje del libro, en especial Steve. El niño por sus ocurrencias, sus comentarios divertidos y su dulzura y cariño hacia su padre. Y Steve porque es un padre maravilloso, que ni juzga ni se altera, simplemente guarda silencio y espera a que las aguas se calmen y sea el tiempo y el cariño quién se encargue de poner las cosas en su sitio. Aiss, qué triste por favor. Me encanta este personaje, cómo adora a sus hijos y desea hacerlos felices durante el tiempo que pasan juntos...

En fins, me alegro muchísimo que te haya gustado tanto wapi.

Un besote grande!!

Ana dijo...

Hola Juanjo
Pues mira, los cinco libros de Sparks me encantan, los cinco so muy buenos y el primero que me leí fue el de Cuando Te Encuentre, sin embargo ese y el de El sendero del Amor, dentro de los buenos, los encuentro más flojos que los otros tres.
Este libro me ha hecho emocionar de una manera que pocos libros hacen,porque no soy de lágrima fácil y en esta historia mantenerte con los ojos secos hasta el final es simplemente imposible. En tres las escenas de Jonah y los últimos capítulos con Ronnie y Steve, es una pérdida de tiempo mantenerte serena.
En cuanto a Will, pese a que su famlia sea rica no es ningún niño mimado, ha pasado por algún trauma, trabaja en un taller cambiando aceite y es voluntario en el acuario, es un chico sencillo y sereno que también consigue que Ronnie se apacigüe un poco. En cuanto a este y el descontrol que vive a partir de la marcha de su padre se debe sobre todo a como lo echa de menos , se siente perdida y traicionada y por eso lo castiga a él y a si misma.
Te lo recomiendo Juanjo, es un libro muy bueno.

ESpero que empieces bien la semana, te animes y que tengas mucha suerte.
Un beso enorme

Ana dijo...

arsénico!!!
Pero que te voy a decir a ti sino pensaba leerme este libro jamás hasta que me dijiste que lo hiciera, tengo que volver a darte las gracias, creo que ya van unos cinco o seis libros estupendos recomendados por ti, a este paso voy a tener que hacerte un monumento.
Gracias por convencerme de esta historia tan bonita con tantos personajes maravillosos.
Un beso enorme guapa y mil gracias.

Pasajes románticos dijo...

Menos mal que Arsénico te va recomendando los mismos que yo le recomiendo a ella jajaja que se ve que le haces más caso.
Bueno en cuanto a leer a Sparks piensa que mejor tarde que nunca xD

La historia me encantó, es preciosa aunque sea un poco triste.
La peli aún no la he visto y dudo que lo haga porque Miley no es de mi gusto.

un bso!
Dácil

Ana dijo...

Dácil;
A ti te hago caso, pero como no te importan los finales trágicos me das miedito jajaja, y como hasta el momento he coincidido en todo con los gustos de Arse me fío más de ti a través de ella ^-^ jaja
Un beso enorme