martes, 21 de agosto de 2012

Corazón a la Deriva de Jessica Bird


FICHA DEL LIBRO:

Autor: Jessica Bird
Editorial: Harlequin
Género: Romance actual
Formato: Bolsillo
Fecha: 2008



SINOPSIS:

1º Hermanos O'Banyon
Sean O'Banyon era un banquero despiadado que se comía a los financieros de Wall Street cada día. ¿Cómo era posible entonces que estuviera perdiendo el sueño por una enfermera con vaqueros gastados y una camiseta demasiado grande para ella? Quizá fuera culpa de aquellos cálidos ojos verdes, o por el modo en que se ruborizaba cuando él le hacía algún comentario personal. La química que había entre ellos era sencillamente innegable, pero tarde o temprano, Lizzie descubriría sus secretos más oscuros. Sean tenía grandes problemas para confiar en los demás y... no tenía deseo alguno de formar una familia.


OPINIÓN PERSONAL:


Sé que no me canso de decirlo, pero realmente no soy nada aficionada a los relatos cortos o los libros tipo harlequín,  sin embargo este año he descubierto a varias autoras que me han hecho disfrutar y mucho, de sus historias cortas y sus sencillos relatos. A Jessica Bird le tenía ganas, no porque me llamaran sus libros, sino porque es el seudónimo que utiliza JR Ward para escribir otro tipo de libros. Como fan de la autora, es normal que me picara la curiosidad y después de leer muy buenas críticas de algunos libros suyos, me lancé a leer este en particular.

Es una historia muy muy corta, esa es la pena porque podría haber dado para un libro en condiciones, pero no tengo ninguna queja respecto al libro a parte de que se me hiciera corto, pues me encontré con una estupenda historia muy sencilla y bien narrada.

Lizzi es una joven enfermera que para poder sustentarse a ella y a su madre, necesita de dos trabajos con los que apenas consigue llegar a fin de mes y que la deja agotada. Vive en el piso de debajo de un pequeño dúplex que su viejo casero , el Sr. O´Banyon le arrenda por poco dinero. Aunque el anciano era un ser cascarrabias y algo antipático, en los dos años que Lizzi llevaba viviendo allí, llegó a convertirse casi en una especie de figura paterna para la joven. Pero ahora el anciano acaba de fallecer, solo sin familia que se preocupara por él, y Lizzi la única amiga con la que contaba, es la encargada de ponerse en contacto con uno de los hijos del anciano, Sean.

Sean O´Banyon es un tiburón de Walt Street, temido y respetado al mismo tiempo, es un hombre en la treintena que amasó su fortuna desde cero ya que venía de una familia desestructurada y pobre, pero que gracias a su inteligencia y aplomo consiguió becas que lo llevaron  a las mejores universidades y gracias a sus esfuerzos, consiguió llegar a lo más alto. Para la gente de New York es un hombre frío e implacable, inalterable. Pero Sean tiene una infancia complicada, con un padre alcohólico y violento que lo usaba a él y a sus hermanos como saco de boxeo.

Cuando recibe la llamada de la joven enfermera, solo siente alivio ante la muerte de su padre y procede a los preparativos para enterrarlo y para dejar el pasado de una vez atrás, aunque eso es complicado porque tanto a él como a sus hermanos, las palizas de su padre, los han marcado de diferentes maneras.

Regresa a Boston para vender la casa de su padre y enterrarlo, pero la primara noche ya conoce  a la encantadora vecina de su padre, Lizzi. Acostumbrado a las lagartas de la alta sociedad New Yorkina que solo van tras su dinero, juzga al principio a Lizzi con cierto cinismo al ver las buenas palabras que la joven  tiene hacia su padre, eso es hasta que la va conociendo, porque Lizzi no es solo una cara hermosa y atractiva, es una muchacha trabajadora, responsable de una madre fantasiosa que le genera muchos gastos, que no admite limosnas de nadie y que se gana con esfuerzo y trabajo todo lo que tiene.

Pero la relación empieza con mal pie, porque él le oculta quien es realmente, por lo que las cosas se irán complicando cuando empiezan una relación, además las viejas desconfianzas hacen mella en Sean lo que provocará algunos malos entendidos.

Como dije, es una historia muy sencilla, que se lee del tirón, que no tiene nada sobre lo que destaque, pero que en su sencillez logra atrapar y hacer pasar un estupendo rato al lector.

Bueno.

3 comentarios:

Ariel dijo...

Yo tambien soy una fan de J.R.Ward y creo que este libro me lo apunto. Gracias por la reseña. Un beso

Ana dijo...

Hola Ariel

Pues espero que lo disfrutes, no te durará nada de lo corto que es, pero espero que al menos te haga pasar un rato agradable

Un beso

Juanjo dijo...

La brevedad y la sencillez a veces, dan un encanto añadido a la historia. Y este parece ser el caso.

A mí me ha llamado mucho la atención la sencillez que describes en el libro, y es que es cierto que en ocasiones, es lo que agradeces. Una historia bonita, que quizá te gustaría vivir a ti personalmente, sin giros imposibles y no encierra una intriga que si bien engancha, no deja esa sensación de dulzura y ternura como lo hace la sencillez.

Llevas una racha de tres libros buenos y ojalá siga la racha y sigas disfrutando tanto con los libros y haciendo estas reseñas que tan bien se leen y que, aún descociendo la historia, te abre las puertas al mundo que ofrecen.

Un besito preciosa. Y que tengas un día tranquilo y bonito.