lunes, 30 de septiembre de 2013

El Matrimonio de la Señorita Buncle de D. E. Stevenson

FICHA DEL LIBRO:


Autora: D. E. Stevenson
Editorial: Alba
Género: Narrativa
Formato: Rústica
Fecha de edición: Marzo 2013
Precio: 22€




SINOPSIS:



Barbara Buncle, felizmente casada con su editor, encuentra en el pueblecito de Wandlebury una casita –la Casa del Arco– que le parece ideal para establecer su vida de casada, lejos de las aburridas cenas y partidas de bridge de Londres. Por una inocente casualidad, cuando visita al abogado encargado de la venta de la casa, cae en sus manos el testamento de la anciana lady Chevis Cobbe, conocida por sus enfermedades y por su manía «antimatrimonial».
Barbara y su marido se instalan en la Casa del Arco y no tardan en ser la comidilla de la vecindad. El secreto que conoce Barbara a raíz de la lectura del testamento la empujará, contra todo lo previsto, a entrometerse en la vida de una joven independiente, profesora de equitación, para impedir que dé un mal paso que supondría la pérdida de su fortuna. Y al mismo tiempo empieza su tercer libro, basado naturalmente en los habitantes de Wandlebury… aunque, a pesar de los ánimos de su marido, no querrá pu-blicarlo, por motivos que una contraportada no puede revelar.





OPINIÓN PERSONAL:




Hace unos días tuve el placer de leer El Libro de la Señorita Buncle con el que disfruté muchísimo con una novela muy singular llena de un humor irónico muy inglés, para mi sorpresa descubrí que hay un segundo libro basado en la señorita Barbara Buncle ya convertida en Serñora Abbott, y por supuesto, corrí a comprarlo.


En algún lugar leí de este libro que era más de lo mismo y que ya no sorprendía como el primero pero que era igual de bueno, y en general esa es mi impresión, lo he disfrutado mucho, me enganchó desde el principio como me pasó con el anterior y es una delicia disfrutar de las aventuras de Barbara Buncle, una mujer de cuarenta años muy inocente y franca , con una cabecita peculiar que ofrece muy buenos momentos.


El libro empieza unos meses después de que Barbara y su editor el Señor Arthur Abbott contrajeran matrimonio el mismo día que Barbara se escapaba de su pueblo natal, Silvestream, después de publicar su segundo libro que la descubría totalmente ante sus muy ofendidos vecinos como el autor John Smith. Ahora la pareja goza de una vida matrimonial muy armoniosa y satisfactoria para ambos que se quieren con locura. Arthur sigue y seguirá fascinado por el peculiar personaje que es su mujer de la que nunca sabe por donde la va a salir, y Barbara está encantada con un marido apuesto y gallardo que la adora. El único inconveniente de la feliz pareja es que tienen una excesiva vida social en su residencia de Londres llena de cenas, invitaciones a veladas, tés y demás entretenimientos que para un matrimonio que disfruta más de la mutua compañía y de las veladas en casa al lado del fuego, es una actividad agotadora, por lo que deciden trasladarse a una casa de las afueras. La encargada de buscar la casa es Barbara, que pondrá mucho empeño y tiempo en encontrar la casa adecuada para el feliz matrimonio.


Finalmente da con La casa del arco, una casa muy bonita y muy ruinosa por su estado de dejadez que se haya en el pueblo de Wandlebury. Barbara no ve el estado lamentable de la propiedad sino las posibilidades que tiene, pero antes siquiera de verla, Barbara acude al despacho de abogados que tienen que enseñarle la casa y tras una confusión con uno de los abogados, Barbara conocerá el secreto del testamento de la dama más ilustre de aquellos parajes Lady Chevis Cobbe, por supuesto una vez descubierto el error, Barbara promete no decir nada sobre el incidente y lo que contiene el testamento. La promesa le parece bastante fácil pues no es dada a chismes y no conoce a nadie de aquella población, pero esa promesa le pesará bastante en el futuro.


Una vez arreglada la nueva casa todos coinciden en que es un lugar maravilloso y acogedor al que los Abbott se mudan muy contentos y felices, conocerán a sus nuevos vecinos y no tardarán en hacer nuevas amistades y conocer los entresijos de sus vidas, lo que despertará en Barbara el deseo de volver a escribir y sacar a su John Smith, el problema es que si escribe sobre Wandlebury descubrirá el secreto que ha prometido guardar, y eso no puede ser.


Como dije al principio, este segundo libro sigue en la misma línea que el primero, la narración es excelente, mucho ingenio, ironía y gracia inglesa con nuevos personajes algunos más peculiares que otros y situaciones divertidas, pero en este libro Barbara tiene casi todo el protagonismo al contrario que en el primero que se dividía mucho entre todos los habitantes retratados por John Smith. El libro me enganchó de la misma manera que el primero, desde que lo empecé no quería soltarlo, lo disfruté mucho de principio a fin, me gustó mucho ver como evoluciona Barbara y su marido, los nuevos personajes que surgen con sus vidas y entresijos muy bien hilvanados y perfilados y son sorpresas finales.


En definitiva que si me gustó El Libro de la Señorita Buncle, éste no ha sido menos, me he enamorado del estilo de su autora y del personaje tan fascinante que es Barbara.



Muy bueno.