martes, 14 de septiembre de 2010

VINO Y MIEL


ARGUMENTO:

Una historia colosal, una novela neorromántica y neogótica, tan agitada como un mar tormentoso, sombría y soleada, amenazadora y feliz, llena de magia.
Francia, 1789. Cuando los nobles son acorralados y el Antiguo Régimen está a punto de caer bajo el impulso de los ideales revolucionarios, los destinos de Charles de l’Eperay y Judith de Monterlant se cruzan. Entre ellos surge una atracción irresistible, pero pronto descubren como en una pesadilla que son incapaces de amarse.




OPINIÓN PERSONAL:


Quiero Vivir!.

Con esas desgarradoras e impresionantes palabras empieza esta historia, una historia fascinante, atemporal, sufrida, dura, tierna, hermosa, complicada. Maravillosa.

Hacer esta crítica va a ser difícil, no es un libro que se pueda describir con pocas palabras, ni tan poco puedes contar exactamente de que va y que sucede, porque lo único que conseguiría con eso es destrozar una de las historias que más me han fascinado y sorprendido en los últimos años.

Judith, niña perdida y encontrada por una familia noble Francesa, crida entre algodones y querida por casi todos. Muchacha risueña y feliz.

Charles, niño odiado y maldecido, abandonado y maltratado, torturado. Hombre loco y perturbado.

Esta historia es de Judith, en una Francia destrozada por las sublevaciones, la revolución, las iras desatadas contra los nobles, la guillotina. Una vida en la que tendrá que luchar para sobrevivir para poder amar y `proteger a sus seres amados, por las etapas y situaciones que tendrá que recorrer en su vida, por el amor que siente por Charles que tantos sufrimientos y felicidades le traerá.

Judith hace su vida como puede, intenta olvidar, intenta amar, intenta seguir adelante, pero una y otra vez Charles y ella se encontrarán, porque cada uno es la mitad de un todo.

Este libro nos lleva por una época de pesadilla donde una decisión, quedarse en casa o ir aun baile, cambia los destinos de muchas personas para siempre, nos muestra lo que podría haber sido y lo que será. Con personajes buenos y queridos, malos y odiosos , crueles y amables.

Puede que no entendáis nada de lo que os cuento, perdonad, pero me es difícil decir lo que este libro me inspira.

No es una novela romántica, aunque contiene una de las declaraciones más bonitas que he escuchado, y un amor turbulento, intenso, a veces corrosivo y destructor, dañino, intenso que haya leído en mucho tiempo.

Una lectura que desde las primeras palabras te atrapa sin remedio, donde al final no quieres que el libro termine, que pese al dolor y el sufrimiento es una historia hermosa con secretos y revelaciones sorprendentes. Una joya de libro.

Un libro que me recomendaron y que agradezco mucho, porque me hubiera perdido una historia fascinante.

Mi puntuación: 10

6 comentarios:

mucho_que_contar dijo...

Ana, mucho me temo que voy a tener que dar un golpe de estado en el ministerio del tiempo y de los días para ver si es posible aumentar la cantidad de horas disponibles. En este septiembre he podido despertar y ya hay dos menos pendientes, pero... cuatro más han invadido la estantería ^_^. Y con la pinta que tiene este "Vino y miel" me han dado unas ganas de leerlo... A ver si el ministerio me escucha...

Ana dijo...

jajaj Hola mucho que contar, espero que te escuchen, creo que este libro merece el tiempo y el dinero, es una historia fabulosa, dura en algunas partes, pero una maravilla, si puedes, leelo
Un beso

Pasajes románticos dijo...

No había oído hablar de la novela, pero me ha tocado el alma tu crítica, sin animo de sonar melodramática, pero de verás.. que ganitas... a ver si la logró pillar.

Un beso

Bea

Ana dijo...

Hola Bea, es un dramón, pero a mi me pareció precioso y yo creo que a ti te iba a encantar, ya me contarás si lo consigues, sino ya tenía pensado mandarselo a Dá.
Un beso

Princesa Amidala dijo...

Esta novela se ha convertido en una de mis adquisiciones del mes. Que dramón, la quierooo. Ya sabes que me fío mucho de tus recomendaciones y si le has puesto un 10, para mí es garantía segura.Gracias por descubrírmela.
Un besazo.

Ana dijo...

Es un dramón de los grandes, pero al mismo tiempo precioso con muchas sorpresas y una manera de estar relatada que te atrapa y engancha. ya me contarás cuando te lo leas.
besos