martes, 29 de marzo de 2011

LOS DIARIOS DE MIRANDA DE JULIA QUINN


ARGUMENTO:

1º Libro de la serie Bevelstoke
A la edad de diez años, Miranda Cheever no mostraba señales de poseer en un futuro una gran belleza.
E incluso a los diez años, Miranda aprendió a aceptar las expectativas que la sociedad depositó en ella, hasta la tarde que Nigel Bevelstoke, el atractivo y elegante Vizconde Turner, solemnemente besó su mano y le prometió que un día crecería y sería ella misma, y que un día sería tan bonita como ya era inteligente.
E incluso a los diez años, Miranda sabía que lo amaría para siempre...


OPINIÓN PERSONAL:

Siempre es un placer leer a Julia Quinn, aunque tiene libros un poco más flojos que otros, exceptuando uno, creo que todos me han gustado mucho, y este no es menos, sobre todo después de las ganas que tenía de su publicación. No me ha durado ni un solo día, porque atrapa desde la primera página.

Miranda se cría con la familia Bevelstoke ya que su padre está inmerso siempre en sus trabajos sin reparar en la presencia de su hija. Los Bevelstoke son una familia vecina con una hija, Olivia de la edad de Miranda, el hermano gemelo de esta y el hermano mayor y heredero del condado, el vizconde Turner.

En la fiesta `por el décimo cumpleaños de los gemelos Miranda se enamora perdidamente de Nigel, el vizconde Turner que le lleva 9 años, a partir de ese día comienza a escribir diarios donde a lo largo de diez años describe su día a día y como no deja nunca de estar enamorada de Turner, pese a que este se case y apenas lo vea.

Miranda no es una muchacha de gran belleza, siempre está a la sombra de Olivia aunque no le importa, es callada y observadora, lo que algunos podrían confundir con timidez, pero Miranda no se corta en decir lo que piensa y tiene mucho carácter. Sigue enamorada de Turner pese a que este se ha convertido en un hombre amargado y resentido gracias a su difunta esposa, que amargó su existencia durante los años que duró su matrimonio.

Turner, pasó un infierno con su esposa y en lo último que piensa es en volver a casarse. Sin embargo al poco de morir esta su hermana y Miranda son presentadas en sociedad y él no puede evitar sentirse atraído por Miranda que ya es una mujer y no una niña con complejos.

Es una historia ágil, con una familia como sólo la Quinn sabe inventar, o sea, miembros que se quieren, discuten y con personalidades fuertes y que resultan ser una fuente de diversión.

Miranda que lleva toda la vida enamorada de Turner tiene que ver como este aunque se siente atraído por ella se cierra ante cualquier sentimiento que vaya más allá del afecto, pero poco a poco se dará cuenta de que sino quiere perder a Miranda tendrá que aclarar sus ideas y reconocer lo que siente pese al miedo de que le vuelvan a hacer daño.

Es muy entretenido ver como Olivia intenta emparejar a Miranda con su hermano gemelo mientras que Miranda está enamorada de Turner y este se cela de su propio hermano pequeño.

Le pongo una pega al personaje de Turner, pues consiguió irritarme mucho con esa actitud despótica y condescendiente. Aunque tiene momentos en los que se comporta como capullo ella lo perdona fácilmente porque “no puede” resistirse pese a esa actitud tan irritante.

Como dije es una lectura rápida, ágil y divertida, que te deja con ganas de más y de seguir con la familia Bevelstoke, con una historia bonita aunque le encuentro alguna similitud con El Vizconde que me Amó sin llegar a ser tan bueno como este. A los que son amantes de la familia Bridgertton como yo, creo que encontrarán en esta familia unos buenos sucesores.

Y por supuesto expreso mi gran alivio al ver que esta vez la editorial Titania ha traducido bien el libro, aunque por desgracia sigue deleitándonos con esas horrendas portadas.

Mi valoración: 8

8 comentarios:

Pasajes románticos dijo...

No sabes como me alegro que te haya gustado!
Yo no le pongo ni una pega, ni siquiera Turner xDD creo que sino hubiera tenido esa actitud la novela no me hubiera gustado tanto.
Ahora esperar al de Olivia pero ya te dije, es más flojita.
Un beso
Dácil

Ana dijo...

Hola Dácil
Me ha gustado, aunque los tiene mucho mejores, y a mi la actitud de él me hacía rechinar mucho los dientes, y sobre todo que ella no pudiera estar mucho tiempo enfadada con él, pero bueno, la novela e smuy bonita, ahora esperar al siguiente, que le tengo muchas ganas
Un beso nena

Dama Blanca dijo...

Ains... esta tarde voy de expedición a buscarlo, si no lo encuentro, ya me verás en la tele en sucesos, porque quemo algo fijo jaja.
No sabes el peso que me quitas de encima con lo de la traducción. Una mala traducción te puede fastidiar una gran historia, y es una pena que por falta o recortes de presupuesto estropeen las novelas de esa manera.
Besazos pitiña, y cruza los dedos para que no tenga que incendiar nada ^_^

Ana dijo...

Hola Damita
Pues que tengas suerte, que además espero que te guste, y si que hubo suerte esta vez con la traducción, menos mal o la que hubiera quemado algo hubiera sido yo
Suerte con la espedición nena
Un besito

Pasajes románticos dijo...

Ana, ya Dácil me lo había recomendado... pero tu sabes que ella no es muy imparcial con esta autora.. así que me alegraa mucho tu puntuación.....A ver si me lo presta!!
Un beso
Bea

Ana dijo...

Hola Bea
Ya sé que Dácil no es imparcial jajaja, hasta el más malo de esta autora dice que es bunísimo, pero creo que este si te gustará, espero que te lo leas pronto y ya me cuentas-
un beso enorme

mucho_que_contar dijo...

Anita, eso mismo he pensado yo al ver la portada. Otra vez un envoltorio de Manuel Alfredo y Natalia Julia.Entiendo, por tu reseña que la autora en este caso, supera los niveles de la apariencia, dotando a Miranda, que no posee una gran belleza, de un encanto que la hace irresistible incluso a los ojos del vizconde, desencadenando todo un torrente de contradicciones que los que el amor suele sumir a los que están escarmentados por las malas elecciones del pasado.

Celebro que esta vez se hayan portado con la traducción, pues sí que es cierto que las traducciones de los libros a un español que no es el común de aquí, hace de la lectura algo más extraño.

Un besito muy grande. Y espero que sigas con este ritmo trepedante de lectuas. ¡Solo un día! Debe enganchar bastante ^_^. Todo lo mejor para ti, como siempre.

Ana dijo...

Hola Mucho que contar
Pues si por tada mala mala, pero buena traducción, que al final es lo que cuenta, una buena historia con una buena traducción, ante la portada es mejor pasar la vista de largo.
El libro es una historia dulce y bonita, no para echar cohetes, pero de esas que disfrutas como una enana y te deja buen sabor de boca.
Gracias por pasarte y por tus comentarios. Un beso muy grande