sábado, 13 de octubre de 2012

El Tiempo que Querría de Fabio Volo


FICHA DEL LIBRO:


Autor: Fabio Volo

Editorial: Debolsillo

Género: Narrativa

Fecha de edición: Redición Enero de 2012

Precio: 8,51€


SINOPSIS:

Lorenzo es un joven profesional que se ha hecho a sí mismo. Alguien que, salido de un entorno humilde, ha conseguido formar parte de la élite de los creativos publicitarios: un mundo de enorme competitividad y campañas agotadoras, pero también de talones millonarios, viajes y lujo. Admirable. Pero de repente, a sus treinta y siete años, se encuentra sentado en la sala de espera de un hospital junto a un hombre –su padre– que para él hace tiempo que solo es un extraño. Como también lo es la mujer con la que Lorenzo vivió y que un día se marchó para siempre diciéndole una frase terrible: «Tú no sabes amar». Dos noticias inesperadas –que su padre está gravemente enfermo, que «ella» se va a casar– hacen comprender a Lorenzo, que lo que más le importó, lo que daba sentido a su vida, se le ha escurrido como arena entre los dedos. Y ahora este hombre a las puertas de la madurez vuelve la vista atrás para recuperar ese pasado, esperando verlo con nuevos ojos, comprenderlo y aprender de esos pequeños instantes que definen nuestra vida y que no deberíamos dejar escapar. Una novela que habla de un padre y un hijo, de una mujer que no se puede olvidar, de emociones y sentimientos que rara vez se expresan y que destila ternura, simpatía, autenticidad en cada página. Un protagonista al que todos podemos reconocer y con quien nos podemos identificar, que nos pide que le acompañemos en este viaje hacia lo que importa de verdad.



OPINIÓN PERSONAL:


Hace un par de meses me leí Una luz en la mañana de Fabio Volo y me dejó encantada con su manera de narrar la historia tan cotidiana a veces, con sentimientos y situaciones tan normales que casi podías verte reflejada en ellas, por eso ahora volví a probar con otro libro del autor, con el temor siempre de si me gustará pues hace un año intenté leerme Un día más del mismo autor, y no me fui capaz de dejarlo, por suerte El tiempo que querría sigue en la línea de Una luz en la mañana, engancha desde la primera frase y es un libro que no dejas hasta que lo terminas.

Está narrado por Lorenzo, nuestro protagonista, un publicista de treinta y siete años que vive en Milán. Lorenzo vive condicionado por la relación que ha tenido siempre con su padre o la casi no relación que tiene con él, a través de los capítulos vemos retazos de la vida del pequeño Lorenzo siempre en el límite de la pobreza. Con una madre dulce y generosa que nunca se queja, que es comprensiva y que no pide nunca nada, y un padre que trabaja desde la mañana a la noche intentando sacar adelante su negocio, un bar, pero siempre endeudado o con pagos pendientes de cobro y acreedores  a todas horas llamando a la puerta . Lorenzo sabe lo que es no tener nunca nada nuevo, ir  a la escuela con las suelas de los zapatos pegadas y los libros de tercera mano con las solapas despagadas, por eso Lorenzo es un niño bueno, no da problemas, pero su relación con su padre es difícil desde siempre, primero lo ve como su héroe, esperando siempre a que le haga caso, un gesto, una caricia, algo que le diga que su padre lo ve y que piensa en él, pero su padre siempre está cansado y no tiene tiempo de atender a Lorenzo, además es un hombre serio, poco hablador que no da muestras de afecto. Así crece Lorenzo que deja los estudios pronto y se pone a trabajar en el bar con su padre viendo como sigue sus mismos pasos, trabajando sin parar solo para pagar la siguiente deuda, sin poder comprarse nunca nada, humillado siempre por personas que se creen mejores que él.
Pero Lorenzo es un chico inteligente y despierto que le encanta leer y aprender con los libros, y por suerte con el tiempo se le presenta la oportunidad de dejar la vida que tiene en el bar y dar un paso hacia un futuro mejor, pero cuando lo hace, las cosas empeoran con su padre, que desde aquel momento se distancia más y más de su hijo hasta el punto de que cuando Lorenzo va a casa de sus padres, ni siquiera se hablan más de dos palabras.

Ahora Lorenzo a sus treinta y siete años se entera de que la mujer a la que ama, que ha amado nunca y en la que sigue pensando noche y día pese a los dos años que han pasado desde que ella se marchó, va a casarse con otro. La noticia es como un mazazo para él que es incapaz de olvidarla y se dice así mismo que intentará recuperarla, pero si eso no fuera poco recibe la noticia de que su padre está enfermo , el tiempo se le escapa a Lorenzo de las manos, el amor de su vida se casa y su padre puede marcharse para siempre .

Con una narración exquisita, envolvente y atrayente, Lorenzo nos va contando las distintas etapas de su vida mezclándolo con el presente. Fabio Volo expresa de maravilla los sentimientos humanos y situaciones que nos pueden pasar a todos, con frases o escenas donde te ves reflejado donde nadie es bueno o malo, sino personas corrientes que sienten y padecen.

La protagonista sin duda de este libro, es la relación de Lorenzo con su padre, el querer ser querido y atendido, los silencios, los gestos , el deseo de querer ser algo más, los sacrificios, la vergüenza, el agachar la cabeza, hacen de Lorenzo el hombre que es en el presente, un hombre que se parece más a su padre de lo que cree. Por otra parte, la historia con Ella, la mujer de su vida, es más secundaria y menos clara que la anterior.

Un libro estupendo que he devorado de una sentada, me ha encantado aunque aviso que el final es de los que te dejan estupefacta con la última frase, espero poder leer pronto otro libro de este autor.

Muy bueno.