sábado, 3 de noviembre de 2012

Volver a Empezar de Patricia Gaffney


FICHA DEL LIBRO:


Autora: Patricia Gaffney

Editorial: Debolsillo

Género: Sentimental

Fecha de publicación: 2006



SINOPSIS:

Carrie, ha perdido a su esposo y se siente confusa porque llora su pérdida como una viuda desconsolada. Dana, su madre, es una mujer de setenta años, pero no se siente ni más sabía ni más serena que cuando tenía cuarenta. En tanto la joven Ruth, su nieta, siente que después del accidente no sólo ha perdido a su padre. También su madre está más distante.



OPINIÓN PERSONAL:


Volver a empezar es el segundo libro sentimental de esta autora que me leo, el primero, Aprender a Volar, me encantó, encontré su lectura muy real y amena con personajes tan reales que resultan naturales. Y con Volver a empezar me ha pasado lo mismo, tres generaciones de la misma mujer, la abuela, la madre y la hija, tres generaciones de una misma familia que sin ellas saberlo, son idénticas, sus fallos, sus errores y sus imperfecciones son tan realistas que casi puedes verte reflejada en alguna de ellas en determinadas ocasiones, pese a eso, el libro no me ha gustado tanto como esperaba , ojo, no es malo, pero no me dejó tan encantada como Aprender a volar.

Carrie acaba de enviudar, con cuarenta y dos años y una hija de quince, Ruth, acaba de perder a su marido Stephen apenas unos meses atrás. Carrie no levanta cabeza desde entonces pero lejos de ser por lo que todos piensan, la pérdida de la persona amada, es por el sentimiento de culpa que la corroe. Su matrimonio era un fracaso que llevaba arrastrando durante años, siempre amó a otro hombre y en el momento en que murió su marido estaba discutiendo con él.

En el fondo Carrie se deja llevar, es una artista fracasada porque todos le se tomaban como tonterías las cosas que hacía o pintaba, dejó a Jess , el chico que amaba en el instituto porque era un granjero, y su madre, Dana, lo detestaba porque  no era suficiente para su hija, al final Carrie escoge el camino más fácil o egoísta o simplemente se vuelve un poco tonta al llegar ala universidad porque deja a Jess y años más tarde conoce a su marido Stephen que es una copia exacta de su padre, un hombre que sólo se dedica a su trabajo de profesor de universidad, serio, que apenas ve a su mujer y a su hija. Ahora Carrie tiene que encontrar un trabajo, le ofrecen la oportunidad de hacer algo como artista pero primero tiene que atreverse, lo mismo que tiene que saber si está por fin preparada para aceptar a Jess y seguir con su vida.

Ruth a sus quince años es una niña bastante madura en muchos sentidos pero también sigue siendo una niña en su mayor parte. La muerte de su padre la coge por sorpresa y la deja un poco perdida. Siempre intentaba llamar su atención, estudiaba álgebra y matemáticas porque era lo que él enseñaba en la universidad pese a que a ella no le gustan, pero pensando que eso la acercaría a su padre en algún momento, que crecería y él a vería por fin digna de atención. Pero nada de eso pasa, y aunque al principio se muestra muy amable, cariñosa y atenta con su madre, según pasa el tiempo Ruth va haciéndose un poco más rebelde, sigue perdida e intenta aferrarse a las figuras masculinas que conoce, como Jess, al que adora, pero que sólo quiere para ella. Además de su tétrico amigo Cuervo que es un muchacho que con su actitud desoladora y amarga no la ayudan demasiado.

Dana es la abuela de Ruth, madre de Carrie. Tiene setenta y dos años, lleva toda la vida casada con Geroge, su marido, un profesor de universidad que incluso jubilado no tiene tiempo para ella sino que sigue con sus trabajos. Su vida ha sido siempre así, la mujer del profesor, socia del club femenino y que cree tener la razón en todo. Le gusta dirigir, lo que ella piensa y dice, es lo correcto, no entiende, y de verdad que no lo entiende, que su hija Carrie lleve años alejada de ella emocionalmente, no se ve a si misma como es, una mujer mayor que siempre ha querido dirigir la vida de su hija a su antojo, marcándole los pasos , las personas y las cosas que debe hacer. Siempre detestó a Jess por ser granjero y porque su madre era esquizofrénica, pese a que no es una mala mujer, sus prejuicios y su manera déspota de ser la hacen un personaje bastante irritante.

Es una lectura muy narrativa, no tiene muchos diálogos pero no es aburrida ni cansina pese a que la autora describe con mucho detalle, la narración no es de las que te duermen sino que lees con facilidad. Las tres generaciones logran irritar en algún momento. Dana le echa la culpa a su madre de todo, pero en realidad es una cobarde que pese a amar siempre a Jess prefirió hacer lo más fácil, tiene un verdadero tesoro de hombre que sigue amándola pese a todo lo que le ha hecho durante años pero aún así a la hora de hacer frente a su madre sigue siendo una cobarde.

Ruth como toda adolescente se vuelve egoísta y un poco cruel, sobre todo en el trato con su madre, pero supongo que es el personaje que mejor se entiende y se comprende debido a su edad y a la pérdida de su padre. Es una adolescente que adora a su madre pero que idolatraba a su padre de manera equivocado, pensando que cuando creciera le haría caso y pasaría tiempo con ella, cuando muere trata en cierta manera, de conseguir a Jess que ya conocía de antes y que siempre se portaba bien con ella y le hacía caso.

Dana es una mujer que está cerca de los ochenta años, ve como envejece, como sus amigas terminan en residencias de ancianos, las ve y sigue pensando que es mejor morir antes que verse en esa situación, no se ve a si misma pasando por lo mismo, sigue intentando manejar la vida de su hija y está más que harta de la pasividad de su marido, que es poco menos que un mueble.

Tres generaciones de una misma familia, que aunque diferentes entre ellas, también son muy iguales en el fondo, sólo que las separan los años y las diferencias sociales y culturales de los años en los que nacen. Tres generaciones que a partir de la muerte de Stephen se enfrentan a la vida desde otra perspectiva.

Y si hay un personaje que me encanta es Jess, un hombre estupendo, que pasa por una infancia difícil, que siendo un adolescente encuentra a Carrie, la mujer de su vida, pero ve como esta se va y lo deja destrozado, termina siendo un hombre que trabajando duro consigue una buena vida , pero que sigue esperando a una mujer que tal vez nunca acepte lo que sienten el uno por el otro.

Una buena lectura, que entretiene, bastante realista en los sentimientos y las acciones  y los personajes, pero que también pueden sacarte un poco de quicio.

Bueno.