martes, 8 de octubre de 2013

La Reina de la Casa de Sophie Kinsella

FICHA DEL LIBRO:


  • Autor:Sophie Kinsella
  • Editorial:Salamandra
  • Género:Chick Lit
  • Formato:Bolsillo
  • Fecha:2008
  • Precio:9,80 €



SINOPSIS:


«Me llamo Samantha, tengo veintinueve años y en mi vida he horneado un pastel. Tampoco sé poner una lavadora y mucho menos coser un botón. Lo que sí sé es modificar un contrato financiero y ahorrarle a mi cliente treinta millones de libras.»
Emprendedora y eficiente abogada de la City londinense, Samantha no sólo adora su trabajo sino que vive para él. Adicta al estrés y la presión extrema, ha llegado hasta el punto de enviar y recibir emails durante las sesiones de relajamiento con su terapeuta. La adrenalina es su combustible y convertirse en socia de un prestigioso bufete su objetivo declarado. ¡Qué menos! Y cuando está a punto de conseguirlo surge la catástrofe en forma de un error, pero no un simple error, sino un error garrafal que cae sobre su persona como un meteorito. ¡Madre mía, trágame tierra! ¿Qué hacer? Pues huir, huir lo antes y lo más lejos posible, y tan lejos que en su ofuscación acaba ocupando el puesto de ama de llaves en una aristocrática mansión. Ni ella misma se lo cree... ¿Cómo puede haberle ocurrido? ¿Ha sido su culpa o tal vez alguien...? Tiempo habrá de analizar lo sucedido, puesto que antes hay que salir del infierno doméstico en que se ha metido: lavadoras, plancha, infinidad de cacharros y utensilios, y una amplia cocina le reclaman demostrar sus presuntas habilidades. ¿Logrará Samantha triunfar en su nuevo e inaudito oficio? ¿Llegará algún día a ser la reina de la casa?




OPINIÓN PERSONAL:


Me encanta Sophie Kinsella porque es una autora que me hace reír mucho y por eso siempre que sale un libro de ella corro a comprarlo, menos los de la serie de Becky que nunca me atrajeron demasiado, por una confusión pensé que La reina de la casa pertenecía a ésta serie y lo fui dejando de lado hasta que hace poco me di cuenta de mi error y me lancé a por él.


Samantha es una joven abogada a punto de ser ascendida a socia de uno de los más prestigiosos bufetes de Londres, es el sueño de su vida, para lo que ha luchado desde niña y ha trabajado durante horas interminables aniquilando toda vida social y anteponiendo su trabajo ante todo lo demás.


Samantha siempre fue aleccionada para ser abogada, viene de una familia de abogados con grandes carreras y siempre ha estado presionada por su madre para ser la mejor, para superarse, para trabajar más horas que nadie lo mismo que ella, que antepone cualquier asunto de su trabajo a sus hijos . Samantha vive en perpetuo estado de estrés donde apenas tiene tiempo para dormir unas cuentas horas y donde toda su vida se compone de su trabajo y el bufete en el que trabaja.


Pero un error garrafal en el trabajo justo antes de su nombramiento hace que el mundo de Samantha de un vuelco tremendo, sufre una especie de crisis que la lleva sin rumbo por las calles de Londres hasta que se monta en un tren con destino desconocido . Después de apearse termina frente a la puerta de una casa donde la dueña la toma por la nueva empleada del hogar y que Samantha en ese momento de confusión y desconcierto, no saca de su error.


Sin entrar en muchos detalles Samantha con algunas mentiras y engaños decide quedarse como empleada de los Geiger, pero si bien es un as como abogada, como ama de casa es un cero a la izquierda, no sabe como se pasa una aspiradora, como funciona un horno ,como se pone una lavadora, no sabe preparar ni la comida más elemental pese a decirle a sus jefes que ha estudiado con los mejores chefs. Samantha está metida en un buen lío hasta que aparece Nathaniel, el jardinero del matrimonio, joven , guapo y consciente de las deficiencias de Samantha para las labores de la casa, por lo que al final decide echarle una mano.


El nombre de Samantha en Londres está por el fango , ver toda su carrera arruinada y que nadie se acuerde de lo buena abogada que era hasta ese momento son un duro golpe para la joven , así que pasa de ganar un sueldo maravilloso por un trabajo de oficina a romperse los huesos por un sueldo muchísimo más bajo en un trabajo del que no tiene ni idea, pero que escoge libremente.


Samantha descubre un mundo nuevo, uno muy duro donde hay que limpiar el polvo, la colada y las miles de tareas que requieren una casa a las órdenes de unos jefes un tanto peculiares, pero también aprende a disfrutar de las cosas más sencillas, a relajarse , a tener días libres y a sentirse satisfecha y feliz con las cosas que consigue con su trabajo, como aprender a hacer pan. Y también está Nathaniel porque el que se siente muy atraída desde el principio pero que siente un odio muy profundo hacia todos los abogados. No hay que dejar de lado a los Geiger , un matrimonio de mediana edad muy peculiar que harán pasar muy buenos momentos.


Pero ¿qué pasará cuando todo se descubra? Samantha se ha descubierto a si misma en cierta manera, pero si tiene la posibilidad de volver a ejercer de abogada pese a la escasa vida que llevaba antes ¿lo hará?.


Me ha gustado mucho este libro, no será de mis favoritos de ella, pero lo he devorado como a todos los demás, me eché unas risas y me divertí mucho con una serie de personajes peculiares a veces un poco absurdos pero muy entretenidos.



Muy bueno.

8 comentarios:

Pepa dijo...

No me gusta mucho el chick lit, pero de vez en cuando me leo alguno...
Me apunto este

Un besote

Tatty dijo...

A mí también me gustó mucho este libro, esta autora me encanta
besos

Juanjo dijo...

Hola Anita:

Definitivamente, intentar echarte un pulso en lecturas es un caso perdido de antemano ^_^. Aún no he acabado "Cien años de soledad" y tú ya has acabado tres libros. "El cuaderno de Noah" sigue esperando.

Has hecho un reseña muy bonita sobre un tipo de libros que a mí personalmente me encantan. Dan la sensación de comedia de cine, de esas películas que te entretienen y te hacen sonreír sin muchas complicaciones. Entiendo que la autora intenta poner de manifiesto que para ser feliz no hace falta sumas exageradas de dinero y me parece que este método de enredos (no sé abrir una lata de maíz pero me meto a cocinera) un buen modo de hacerlo, porque abre las puertas al sentido del humor que resulta tan necesario para evadirte de la realidad.

Me lo apunto y te cuento lo lea. ¡Enhorabuena por la reseña!

Un besito y que el día pinte sonrisas y sueños cumplidos en tu vida.

Ana dijo...

Hola pepa

Yo tampoco soy fan del chik-lit, pero la Kinsella me encanta, sus novelas siempre son divertidas y llenas de enredos, creo que te gustarían sus libros.

Un beso

Tatty pues nada que decir, opino como tú, a las dos nos gusta y yo estoy deseando que publique más libros pronto.

Un beso


JUanjo

Tengo más tiempo para leer que tú, es normal , ojalá le puedas echar una ojeada a los libros de esta autora porque a parte de distraer te hace reír y por un rato te olvidas de todo.
Espero que te esté gustando cien años de soledad y que pronto puedas echarle el guante al cuaderno de Noah.

Un besoo

Bibliosil dijo...

A mi Kinsella también me gusta mucho pero no sé porque, aunque tengo este libro, todavía no me había animado con él. Por tu reseña veo que sigue la línea divertida de los libros de la autora, así que no tardaré en devorarlo, ya sin perjuicios tontos ;-). Feliz lectura!

Anarquía dijo...

A mí también me gustó este libro, lo pasé genial con él. Aunque mejor todavía me pareció "Tengo tu número". Ahora tengo pendiente "Una chica años veinte" para noviembre, un mes en que siempre necesito levantar el ánimo.
Besos,

Ana dijo...

Bibliosil

Espero que te guste el libro tanto como a mi y que rías un buen rato , si te gusta la Kinsella seguro que no te defrauda,.
Un beso

Hola Anarquía

A mi es una autora que me gusta mucho, tengo pendiente la serie de Becky que no me llama demasiado, pero el resto de libros publicados en español no tienen desperdicio, espero que disfrutes de Una chica años 20 como yo.

Un beso

Oly dijo...

Me lo apunto ;) Tiene una pinta estupenda, además de que también me encanta esta autora (aunque sólo he leído un par de libros suyos). Creo que para que yo lea este género, tiene que poner el nombre de Sophie Kinsella en la portada :P
Besos ;)