domingo, 16 de octubre de 2011

Testigos Silenciosos de Bethany Campbell


ARGUMENTO:

Editorial: Titania
Título Original: See how they run (1996)
Género: Suspense Romántico
Formato: Grande, Rústica
Fecha:  2001

 
Laura Stoner ha trabajado mucho para conseguir la confianza de los niños que tiene a su cargo en la escuela donde trabaja. Rickie y Trace, dos hermanos gemelos de ocho años, son sus alumnos más difíciles. Son autistas. Perciben los acontecimientos cotidianos sin emoción pero son capaces de recordarlos con extraordinaria precisión. Sólo Laura tiene acceso a su mundo cerrado. Pero ahora ya no puede cuidarles sola. Porque Rickie y Trace han sido los únicos testigos de un sangriento ajuste de cuentas y se han convertido en el blanco de las armas mafiosas. Sabe que ella es el único puente entre los gemelos y el mundo externo, la única persona capaz de procurarles el cariño y el consuelo que tanto necesitan. Su profesión es su vida aunque ello implique huir, esconderse, correr el peligro constante de la muerte.
Los encargados del caso saben que proteger a los gemelos puede ser una misión suicida y para ello, sólo confían en Michael Montana. Ex policía herido en acto de servicio y ayudante del fiscal del distrito, ha sido el elegido para encargarse de la custodia de los dos niños autistas y su maestra, una de las tareas más difíciles y peligrosas a las que se habrá enfrentado nunca. Porque la traición y el peligro pueden aparecer en cualquier momento y porque Laura ha pasado a ser algo más que una mujer bajo su protección, ha empezado a abrirse un hueco en su corazón...


OPINIÓN PERSONAL:

Testigos Silenciosos es el segundo libro de esta autora que me leo, hace ya años que me leí el Mentiras y Silencios que me gustó bastante, por eso me animé a coger este libro ya que la trama me parecía interesante aunque es una autora más de misterio que de romance. El libro de los años 90 eso influye bastante creo yo, tanto en la narración como en la historia.

Laura es una profesora joven que trabaja en una escuela para niños especiales, tanto niños autistas como con algún tipo de discapacidad tanto física como mental. Trace y Rickie son dos gemelos autistas bastante especiales que están obsesionados con los números. Cada día esperan junto a la valla del patio a que un anciano pase caminando, cuentan todos los pasos que el hombre da hasta que llega junto a ellos, los saluda y luego siguen contando hasta que desaparece de la vista, todos los días los mismo, hasta que un día el anciano es asesinado delante de ellos en un tiroteo.

Laura cree que hace lo correcto cuando le dice a la policía que los gemelos han visto al asesino y saben en número de la matrícula del coche, no se esperaba que ante esa declaración la vida de los tres se convertiría en un caos donde tendrían que luchar por sobrevivir.

El anciano asesinado resulta ser un famoso capo de la droga y sus asesinos son chicos novatos, con poco cerebro y pocos escrúpulos que son contratados por los colombianos para asustar al anciano, no para matarlo, una cadena de errores que pondrán a más de una vida en peligro. Desde el momento en que se sabe que los gemelos han visto todo, ellos y Laura pasan a estar bajo custodia policial para garantizar su seguridad y que los niños puedan identificar al asesino, pero las filtraciones y los traidores dentro del cuerpo de seguridad pone a Laura, a los niños y a los oficiales que los protegen en el punto de mira de los colombianos.

Laura, tendrá que esconderse con los gemelos, el fiscal Mike y otro agente herido mientras son perseguidos por los asesinos. Están solos ya que no pueden fiarse de nadie y nadie sabe quien es el topo, sólo cuentan con sus propios recursos.

Uno de los puntos fuertes del libro son los gemelos y el trato que necesitan. Tratar con ellos es un trabajo constante y a veces agotador, no sienten como los demás niños, entienden las cosas de manera literal, obsesionados con los números y arraigados en las costumbres que se vuelven intolerantes ante las cosas más nimias. Laura tendrá que hacerse cargo de ellos como si fueran sus hijos, y aunque es una tarea dura, nunca los dejaría solos ya que el cariño que les tenía va creciendo más y más, pues son unos niños huérfanos de madre con un padre que los odia.

Cuentan con la ayuda de Mike, el fiscal y ex policía será un gran apoyo y el que llevará a cabo lo que haga falta para proteger a Laura y a los niños recurriendo a todo tipo de triquiñuelas o pidiendo favores con tal de poder salvarlos, mientras entre Laura y él va creándose una relación que si al principio es física va traspasando esos límites poco a poco.

En general no está mal como libro de misterio, pero la manera de estar relatado no termina de gustarme, a veces cuesta seguir el hilo de la historia, el personaje de Laura llega a hacerse irritante, tanto por su cabezonería como por las constantes preguntas que hace casi como los niños pequeños que tienen que preguntarlo todo, todo y todo. Mike es un personaje un poco más comedido pero tan poco llegas a profundizar mucho con él. Lo mejor es sin duda los niños y su comportamiento, que a veces llega a enternecer pero que deja constancia de lo duro que puede ser la el día a día para unos niños con ese tipo de problemas y las personas que cuidan de ellos.

Un libro entretenido, de misterio sobre todo, para pasar el rato.

Un 7

2 comentarios:

Arsénico dijo...

Me llama la atención lo que cuentas de los gemelos, pero por lo demás no me pica en absoluto la curiosidad. Así que hoy te mereces un besote enorme por no ponerme los dientes largos, jajajajajajaja

Pero bueno, si apodo de maligninosa no pienso quitártelo, ¡que lo sepas! :P

Un besote wapa!! ^__^

Ana dijo...

Arse!
cachis!! así que he fallado, no te he puesto los dientes largos... ya me desquitaré jaja
El libro es entretenido y poco más, pero el tema de los niños si que es muy interesante, ,muestra lo difícil y complicado que puede llegar a ser cuidarlos, y como ellos también lo pasan mal por supuesto
Un besito Maligna